La Terminal

En Ubuntu, con mucha frecuencia se le pide al usuario ejecutar comandos. Para hacerlo, hay que abrir una aplicación llamada «Terminal», que se puede encontrar en el Tablero, así:

Screenshot from 2013-12-10 08:31:39

Alternativamente, se puede usar la combinación de teclas «Ctrl+Alt+t» para abrirla.

En Xubuntu 12.04 se puede usar la combinación de teclas «Súper+t» o se puede buscar en el menú «Accesorios» con el nombre «Emulador de terminal»:

Captura-de-pantalla-010613-150948

Esta es la apariencia de la Terminal una vez se abre:

Screenshot from 2013-12-12 14:54:00

Para ejecutar un comando, sencillamente se teclea y luego se da Enter.

Una vez ejecutado, dependiendo del comando, en las líneas siguientes puede aparecer el resultado de su ejecución, algún mensaje, un programa en otra ventana o una nueva línea.

De cualquier manera, hay que esperar a que aparezca un nuevo indicador de línea de comando para poder introducir otra orden.

Copiar y pegar comandos

Los comandos se pueden copiar y pegar en la Terminal para facilitar el trabajo.

Para copiar se selecciona el texto, se hace clic derecho y se escoge la opción «Copiar» o se usa la combinación de teclas «Ctrl+c».

Para pegar se hace clic derecho en la Terminal y se selecciona la opción «Pegar» o se usa la combinación de teclas «Ctrl+Mayús+v» (la combinación «Ctrl+v» no funciona).

El texto para copiar y pegar en la Terminal usa la siguiente tipografía:

ejemplo de comando para pegar en la Terminal

Si se ponen varias líneas de este tipo de texto una debajo de la otra, hay copiarlas, pegarlas y ejecutarlas una por una.

Indicador de la línea de comando

Lo que aparece escrito en la Terminal cuando se abre se llama «el indicador de la línea de comando». Como su nombre lo indica, señala el lugar donde el usuario debe introducir la orden que desea ejecutar. El indicador tiene la siguiente forma:

usuario@equipo:ruta$

Literalmente esto significa: «Un “usuario” del “equipo” en esta “ruta” va a correr el siguiente comando».

En primer lugar aparece el nombre del usuario, luego una arroba «@» (que en inglés se lee «at», o sea, la preposición «en») y después el nombre del equipo. Ambos nombres serán los que se hayan puesto durante la instalación del sistema.

Después de eso, está la ruta, esto es, el lugar del sistema de archivos donde se correrán los comandos (normalmente aparece una tilde de la eñe «~», que significa «la carpeta principal del usuario», cuya ruta es /home/usuario/).

Finalmente, aparece un signo de pesos «$» que marca el cierre del indicador. El cursor aparece titilando delante de todo el conjunto para señalar que es allí donde se puede teclear el comando deseado.

Sudo

Muchos de los comandos en Ubuntu se anteceden con «sudo», lo que significa que se correrán como «superusuario» o como «root» (o, dicho de otra forma, con «privilegios de administrador»). Cualquier cambio importante del sistema requiere hacerlo de esta manera. En la Terminal se ve así:

Screenshot from 2013-12-12 15:12:54

Cuando el usuario escribe la contraseña, no aparecerán las letras ni los acostumbrados asteriscos. De hecho, el cursor no se moverá, pero el sistema sí estará recibiendo la información. Esto se hace así por seguridad.

Después de escribir la contraseña, hay que dar Enter y el comando se ejecutará. Si se hacen varios comandos con «sudo» seguidos, el sistema solo pedirá la contraseña para el primero.

El hecho de que se tenga que usar «sudo» para hacer cambios en el sistema es una de las características que lo hace prácticamente invulnerable a los virus.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>